RECETAS CON SAZÓN

Brownie de chocolate con Kínder. Esponjoso e irresistible

Foto del autor

Susanna Brullet

Brownie de chocolate

El brownie de chocolate es un bizcocho pequeño típico de la gastronomía de Estados Unidos. Recibe ese nombre por el color marrón oscuro que adquiere una vez horneado. Es un bizcocho muy esponjoso y tierno con nueces en su interior que queda delicioso. Este Brownie de chocolate lo he decorado con chocolate blanco, chocolate con leche y trocitos de Kínder Bueno. Una explosión de sabores que va a encantar a los más golosos. 

Receta de brownie de chocolate con Kínder

5.0 de 1 voto
Receta de Susanna Brullet Plato: PostresCocina: AmericanaDificultad: Fácil
Raciones

8

raciones
Tiempo de preparación

10

minutos
Tiempo de cocinado

35

minutos
Calorías por ración

625

kcal
Tiempo total

45

minutos

Esta receta es para los amantes del chocolate. Brownie de chocolate con trocitos de Kínder Bueno y decorado con chocolate con leche y blanco. Una explosión de sabores espectacular.

Cook Mode

Mantén la pantalla de tu dispositivo encendida

Ingredientes para brownie

  • Para el bizcocho
  • 250 gr de chocolate para fundir 60% de cacao

  • 120 gr de mantequilla

  • 3 huevos L (165 gr)

  • 100 gr de azúcar blanca

  • 100 gr de azúcar moreno

  • 90 gr de harina de trigo

  • 1 cucharada de postre de esencia de vainilla

  • 120 gr de nueces troceadas

  • 1/2 cucharadita de sal

  • Para decorar:
  • 40 gr de chocolate con leche para fundir

  • 40 gr de chocolate blanco para fundir

  • 2 barritas de kínder bueno

Receta de brownie esponjoso

  • Derrite el chocolate del bizcocho al baño maría. Para ello, llena un cazo con agua y ponlo al fuego. Encima pon otro recipiente cuya base toque el agua pero que los laterales sean lo suficientemente altos para que no entre agua al chocolate.
    Derrite choco negro
  • Remueve con una lengua de silicona y cuando el chocolate esté casi derretido, añade la mantequilla a temperatura ambiente y cortada en trozos pequeños para que sea más fácil de derretir.
    Mantequilla al chocolate
  • Cuando el chocolate no tenga grumos y quede una mezcla fina, pásalo a un cuenco amplio y deja enfriar hasta el momento de utilizar.
    Chocolate negro derretido
  • Mientras tanto, prepara el bizcocho. Primero enciende el horno a 170ºC para que se vaya calentando. Pon los huevos, el azúcar blanco y el azúcar moreno en un bol. Si los huevos pesan más de 165 gramos, retira un poco de clara de huevo antes de meterlo en el bol.
    Huevos y azucares
  • Bate con una batidora eléctrica, aunque también lo puedes hacer a mano. Hazlo durante 5 minutos, hasta conseguir una mezcla blanquecina y que haya doblado su volumen.
    Batir mezcla
  • La mezcla ha de quedar así, como ves en la foto, con burbujitas y con un color blanquecino. Ahora puedes añadir la esencia de vainilla y la sal, que potenciará el sabor del chocolate. Bate ligeramente con unas varillas de mano.
    Sal y vainilla
  • Incorpora pequeñas cantidades de la mezcla al chocolate que tenías enfriándose, mezcla suavemente con las varillas y así sucesivamente hasta incorporarla toda la mezcla.
    Añade la mezcla al chocolate
  • Tamiza la harina sobre el mismo bol. El brownie casero no lleva levadura, así que utiliza harina de trigo común de todo uso.
    Tamizar harinas
  • Con ayuda de una lengua de silicona, mezcla la harina con movimientos envolventes y poco a poco. Haciéndolo así, te aseguras de no quitarle el aire conseguido anteriormente al batir.
    Mezcla envolvente
  • Cuando tengas la harina incorporada del todo y no queden grumos en la mezcla, añade las nueces troceadas. No es necesario que queden muy picadas, mejor en trozos un poco grandes. Con la misma lengua de silicona mezcla las nueces hasta que queden bien repartidas.
    Echa nueces
  • Forra un molde con papel vegetal. Para ello moja el papel debajo del grifo, escurre bien el exceso de agua y cubre el molde, te será más fácil de manipular si lo haces así. Puedes usar un molde cuadrado como el mío que es de 32 x 32 cm. O escoger uno rectangular que no sea muy grande, sino quedará un brownie demasiado fino.
    Forra molde
  • Incorpora la mezcla sobre el molde forrado. Dale unos golpecitos sobre el mármol para que quede bien repartida por todo el molde. Mete el molde en el horno precalentado a 170ºC entre 20-25 minutos, dependerá un poco de tu horno. En el mío tuvo que estar un poquito más de tiempo. A los 20 minutos, pincha el bizcocho y si sale muy crudo déjalo más tiempo, pero vete controlándolo para que no quede muy hecho y seco.
    Brownie en molde
  • Pasado ese tiempo, saca el bizcocho del horno. Cuando lo pinches y salga así de manchado es que está en su punto. Parece un poco crudo, pero a medida que se enfríe quedará un bizcocho más compacto pero jugoso por dentro. Y como ves, por encima debe quedar esa capa crujiente.
    Pincha brownie
  • Córtalo en porciones para poder decorarlo de forma individual.
    Corta brownie
  • Para decorar el brownie de chocolate, derrite al baño maría el chocolate con leche y después pásalo a una manga pastelera pequeña. No es necesario que lo dejes enfriar, para decorar será más fácil manipularlo caliente.
    Derrite choco con leche
  • Sigue los mimos pasos para derretir el chocolate blanco.
    Derrite choco blanco
  • Separa un poco las porciones entre sí y deja el papel vegetal debajo para evitar mancharlo todo. Decora primero con el chocolate blanco.
    Decora con choco blanco
  • Corta las barritas de Kínder Bueno en trocitos y añádelos por encima al brownie. Se quedarán pegados por el chocolate y no se caerán.
    Kinder bueno
  • Termina decorando con el chocolate con leche. Para que el chocolate se endurezca, mete el brownie casero en la nevera unos minutos antes de comerlo.
    Decora brownie con choco negro

Consigue un brownie de chocolate esponjoso

El brownie de chocolate es un bizcocho que no sube mucho porque no lleva levadura. Lo ideal es hacerlo en un molde cuadrado o rectangular que no sea muy alto y después cortarlo en porciones.

Para conseguir un brownie esponjoso, la clave está en batir los huevos y el azúcar hasta que blanqueen y doblen su tamaño. Quedará una mezcla aireada y con burbujitas.

Cuando hornees el brownie casero, hazlo a la temperatura que marque la receta. Si pones una temperatura más alta, se cocinará por fuera y, por dentro, quedará crudo.

Para que el brownie quede jugoso debe cocinarse el tiempo justo, nunca pasarse porque quedará seco. Y cuando lo pinches con un cuchillo, éste ha de salir ligeramente manchado.

A medida que el brownie de chocolate se enfríe, quedará compacto pero manteniendo su esponjosidad.

Si te gusta el chocolate y te apetece preparar otros postres en casa, puedes probar los muffins de chocolate, una receta que queda muy esponjosa y con auténtico sabor a chocolate. 

Las cookies de chocolate con cacahuetes o cookies choco velvet son otro dulce que puedes dejar preparado de antemano y congelar sin hornear. Así solo sacas las que vayas a consumir ese día y las llevas al horno. Quedarán espectaculares.

Si se acerca algún cumpleaños y buscas una tarta deliciosa y que no sea pesada, prueba la cheesecake de mango con chocolate blanco. Una tarta que no lleva azúcar y te sorprenderá lo buena que queda. 

¡Buen provecho, familia!

Si te ha gustado, comparte

Autor
Susanna Brullet
Como hija de cocinero, desde niña disfruto entre ollas y sartenes, experimentando mientras cocino. Escribo recetas y artículos de cocina en mi blog. Y siempre trato de transmitir que cocinar puede ser fácil y divertido.
Déjame tu comentario

Deja un comentario

Responsable del fichero: Susana Brullet Soler. Finalidad de la recogida de datos personales: Moderación de los comentarios en el blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (ver su política de privacidad), ubicado dentro den la UE. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@recetasconsazon.com.