RECETAS CON SAZÓN

Focaccia casera italiana

Foto del autor

Susanna Brullet

Focaccia casera

La focaccia es de esos platos de la gastronomía italiana que conquista por su sabor y versatilidad. La focaccia casera es un pan esponjoso que se caracteriza por su miga suave y su corteza dorada, que se consigue con una generosa capa de aceite de oliva. Se puede decorar con distintos ingredientes y servirla sola o como acompañamiento de otros platos.

Receta de focaccia casera italiana

5.0 de 1 voto
Receta de Susanna Brullet Plato: Pizzas y masasCocina: ItalianaDificultad: Fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

30

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

300

kcal
Tiempo total

1

hora 

10

minutos

La focaccia es un plan plano italiano que se caracteriza por su miga esponjosa y su corteza crujiente. Decorada con tomates cherry, cebolla, aceitunas negras, sal gruesa, orégano y una capa generosa de aceite de oliva, esta focaccia casera va a ser tu favorita en cuanto la pruebes.

Cook Mode

Mantén la pantalla de tu dispositivo encendida

Ingredientes

  • Para la masa
  • 500 gr de harina de trigo

  • 375 ml de agua

  • 10 gr de sal

  • 2 gr de levadura seca o 12 gr de levadura fresca

  • 2 cucharadas de aceite de oliva

  • Para decorar
  • 12 aceitunas negras con o sin hueso

  • 6 tomates cherry

  • 1/4 de cebolla morada

  • 1 cucharadita de orégano

  • 1 cucharadita de sal gruesa

  • 6 cucharadas de aceite de oliva

Preparación de la focaccia casera

  • Escoge un recipiente amplio para poder preparar la masa y mezcla 375 mililitros de agua natural junto con 500 gramos de harina de trigo.
    Agua y harina
  • Añade 10 gramos de sal y 2 gramos de levadura seca. Si no tuvieras levadura seca puedes poner 12 gramos de levadura fresca de panadería.
    Sal y levadura
  • Mezcla bien todos los ingredientes, puedes hacerlo con una cuchara o con las manos. Después amasa durante 5 minutos cogiendo la masa por un lateral y haciendo pliegues hacia adentro. Quedará una masa pegadiza, por eso es mejor amasar en el mismo recipiente.
    Mezclar haciendo pliegues
  • Una vez hayas amasado durante 5 minutos, tapa el recipiente con papel film y deja reposar la masa durante 15 minutos, en un lugar cálido de la cocina como dentro del microondas o dentro del horno apagado.
    Tapar focaccia con film
  • Al cabo de 15 minutos destapa la masa y hazle de nuevo unos pliegues hacia adentro. No tienen que ser muchos ya que solo queremos activar la levadura. Deja reposar la masa 15 minutos más, tapada y en un lugar cálido. Pasados los 15 minutos hazle de nuevo unos pliegues, pon 2 cucharadas de aceite en un recipiente grande, tápalo con papel film y deja reposar en la nevera 24 horas.
    Segundo plegado
  • Al cabo de 24 horas la masa tendrá este aspecto, bien hinchada, perfecta para que quede esponjosa una vez horneada.
    masa
  • Forra una bandeja con papel vegetal, añade 3 cucharadas de aceite sobre el papel y pon la masa encima. Si quieres una focaccia pequeña como la mía divide la masa en dos porciones iguales, sino te quedará demasiado gruesa. Mi bandeja mide 30×18.
    Focaccia en bandeja con aceite
  • Tapa la bandeja con un paño de cocina y deja reposar 2 horas más en un lugar cálido.
    Tapar con trapo
  • Mientras la masa reposa prepara los ingredientes para decorar la focaccia. Corta un cuarto de cebolla morada en juliana y 6 tomates cherry por la mitad. Prepara también 12 aceitunas negras y el orégano seco.
    Tomates y cebolla
  • Pasadas las 2 horas la masa habrá crecido de nuevo. Añade las 3 cucharadas de aceite restantes por encima y hunde los dedos ligeramente mojados en aceite.
    Hundir dedos
  • Decora la focaccia con los tomates cherry, la cebolla y las aceitunas negras. Espolvorea el orégano seco por encima y hornea a 200ºC unos 35-40 minutos, con el horno ya precalentado.
    Decora focaccia
  • Una vez horneada la focaccia casera añade sal escamada por encima y a comer.
    Sal gruesa

Decora la focaccia casera a tu gusto

Aunque la focaccia es originaria de Liguria, cada región de Italia tiene su propia versión, para que puedas escoger la que más te guste.

La versión más simple de focaccia casera, típica de Génova, solo lleva aceite de oliva y sal gruesa por encima.

En Bari se le añaden tomates cherry y aceitunas, además de aceite de oliva.

La focaccia italiana realmente se puede decorar con los ingredientes que más te gusten. Yo le puse cebolla morada, aceitunas negras, tomates cherry, aceite de oliva y orégano. Pero también se le puede añadir queso rallado y otras especias aromáticas como romero, tomillo o incluso hierbas provenzales.

Para hacer una variación dulce de focaccia, cómo la que se hace en Venecia, solo tienes que incorporar azúcar y frutas confitadas por encima.

Platos italianos para acompañar

Si sirves la focaccia casera como aperitivo puedes preparar una rica lasaña italiana, que te servirá de plato único. 

Para reuniones con amigos una buena idea es preparar pizzas de varios sabores, como la pizza de gorgonzola y jamón o la pizza 4 estaciones

Si prefieres algún guiso de carne puedes preparar osobuco de ternera con puré de espinacas o ragú de ternera con verduras.

Como postre una variación del clásico tiramisú, un tiramisú de cerezas cremoso y con un sabor delicioso. 

¡Buen provecho, familia!

Si te ha gustado, comparte

Autor
Susanna Brullet
Como hija de cocinero, desde niña disfruto entre ollas y sartenes, experimentando mientras cocino. Escribo recetas y artículos de cocina en mi blog. Y siempre trato de transmitir que cocinar puede ser fácil y divertido.
Déjame tu comentario

Deja un comentario

Responsable del fichero: Susana Brullet Soler. Finalidad de la recogida de datos personales: Moderación de los comentarios en el blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (ver su política de privacidad), ubicado dentro den la UE. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@recetasconsazon.com.