RECETAS CON SAZÓN

Buñuelos de viento, tradición en Cuaresma

Foto del autor

Susanna Brullet

Buñuelos de viento

Los buñuelos de viento son dulces fritos, esponjosos por dentro y crujientes por fuera, tradicionalmente espolvoreados con azúcar. Estos pequeños bocados se toman normalmente en Cuaresma y son una verdadera delicia. No hay quien se resista a ellos.

La receta clásica de buñuelos de viento no lleva ningún relleno. Pero en la actualidad se preparan también con distintos rellenos. El más conocido es el de crema pastelera, pero también se hacen rellenos de nata, chocolate y de crema chantilly. Los más innovadores rellenan los buñuelos con crema lotus, con dulce de leche o incluso con crema de pistacho. 

Receta de buñuelos de viento

5.0 de 1 voto
Receta de Susanna Brullet Plato: PostresCocina: EspañolaDificultad: Media
Raciones

8

raciones
Tiempo de preparación

10

minutos
Tiempo de cocinado

30

minutos
Calorías por ración

430

kcal
Tiempo de enfriado

1

hora 
Tiempo total

1

hora 

40

minutos

Los buñuelos de viento son un dulce tradicional que se prepara en Cuaresma. Estos pequeños bocados quedan crujientes por fuera y jugosos por dentro y son una auténtica tentación.

Cook Mode

Mantén la pantalla de tu dispositivo encendida

Ingredientes

  • Para preparar los buñuelos
  • 300 gramos de harina de trigo

  • 300 mililitros de agua

  • 150 mililitros de leche entera

  • 50 gramos de mantequilla

  • 45 gramos de azúcar

  • 10 gramos de levadura química

  • 1 naranja

  • 1/2 cucharadita de sal

  • 3 huevos

  • 1/2 litro de aceite de girasol o de oliva

  • Para decorar los buñuelos
  • 3 cucharadas de azúcar

Cómo preparar Buñuelos de viento

  • Empieza rallando la piel de media naranja y reserva.
    Ralladura naranja
  • En un cazo pon la leche y el agua.
    Leche y agua
  • Añade la mantequilla, la ralladura de naranja, el azúcar y la sal. Lleva al fuego a calentar.
    Mantequilla azucar sal
  • Mientras se calienta la leche, tamiza la harina y la levadura.
    Tamiza harina y levadura
  • Cuando la leche esté a punto de hervir apaga el fuego y añade la harina.
    Harina a leche
  • Vuelve a poner el cazo en el fuego y remueve hasta conseguir integrar toda la harina. No te preocupes si queda algún grumo, con el calor se irán deshaciendo. Ha de quedar una masa compacta que se despega de las paredes. Retira del fuego y deja templar la masa unos minutos.
    Mezcla harina con leche
  • Ahora añade los huevos de uno en uno y mezcla.
    Anade huevos uno a uno
  • Hasta que no quede el huevo bien integrado no añadas otro. La masa debe quedar lisa y sin grumos.
    Masa terminada
  • Pon a calentar aceite, puede ser de girasol o de oliva. Utiliza un recipiente hondo, por ejemplo un cazo. El aceite ha de estar caliente pero no en exceso. Con ayuda de dos cucharadas coge pequeñas porciones y fríe los buñuelos. Si ves que el buñuelo se hunde es porque el aceite no está lo suficientemente caliente.
    Frie bunuelos
  • Escurre bien de aceite y ponlos en un plato con papel absorbente.
    Escurre aceite
  • Y cuando ya los tengas fritos, reboza los buñuelos de viento en azúcar.
    Reboza en azucar

Historia de los buñuelos de viento

El origen de los buñuelos de viento no se sabe con exactitud pero si se tienen referencias. Las primeras que se conocen datan del siglo II. Se dice que los buñuelos eran una receta romana conocida como “globos” por su aspecto. 

Con el tiempo, esta receta gustó tanto que fue adoptada por los judíos sefardíes. Y más tarde, por los árabes que ocuparon la península. 

Otras referencias apuntan a que los buñuelos de viento nacieron en el siglo XI. Durante la reconquista, para protegerse del enemigo, colocaban calderos con aceite hirviendo. Y desde las almenas los lanzaban a quien intentara trepar las murallas de la ciudad.

Al empezar a escasear ciertos alimentos, uno de los panaderos hizo una torta con los ingredientes que disponía, harina y agua. Y subió a la muralla a freírlas en el aceite caliente de los calderos. 

Siglos más tarde sí hay constancia por escrito de esta receta de buñuelos de viento. En el siglo XVIII el cocinero del Rey Felipe II la dejó por escrito en su recetario. 

¿Por qué se llaman buñuelos de viento?

Bunuelos de viento
Ingredientes de los buñuelos de viento

La masa de los buñuelos de viento lleva levadura. Esto provoca que la masa crezca. Cuando el buñuelo se fríe en aceite, se hincha y duplica su volumen. Y de ahí viene su nombre “de viento”. 

La receta de buñuelos de viento que conocemos en la actualidad dista bastante de la original, la cual se preparaba sólo con harina y agua. Con el paso de los años esta receta ha ido evolucionando y adaptándose a los gustos y costumbres de cada región.

La receta que hemos preparado hoy es la más tradicional, la que no lleva relleno. Aunque es un dulce muy sencillo de hacer, como dificultad destacaría encontrar la temperatura adecuada para freír los buñuelos.

El aceite debe estar caliente pero no demasiado porque entonces se tuestan por fuera y quedan crudos por dentro. Y si el aceite está poco caliente, la masa cae al fondo y debe quedar a flote para freírse bien.

Si tienes pensado rellenar los buñuelos de viento, ten en cuenta hacerlo una vez los buñuelos estén fritos. 

Puedes rellenarlos con crema pastelera. En mi receta de tarta de frutas tienes el paso a paso de cómo hacer una crema pastelera de manera muy sencilla en casa.

Y si prefieres rellenarlos con nata, toma nota de estos consejos para conseguir una nata montada firme y que no se baje.

¡Buen provecho, familia!

Si te ha gustado, comparte

Autor
Susanna Brullet
Como hija de cocinero, desde niña disfruto entre ollas y sartenes, experimentando mientras cocino. Escribo recetas y artículos de cocina en mi blog. Y siempre trato de transmitir que cocinar puede ser fácil y divertido.

Deja un comentario

Responsable del fichero: Susana Brullet Soler. Finalidad de la recogida de datos personales: Moderación de los comentarios en el blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (ver su política de privacidad), ubicado dentro den la UE. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@recetasconsazon.com.