RECETAS CON SAZÓN

Mona de pascua casera con crema de yema y trufa de chocolate

Foto del autor

Susanna Brullet

Mona de Pascua casera

Este año he preparado una Mona de Pascua casera, un postre que se toma en Cataluña y en otras regiones de España el lunes de Pascua. Ese día la tradición es que los padrinos regalen la Mona de Pascua a sus ahijados. Normalmente esta tarta se decora con figuras de chocolate, polluelos y plumas de colores. 

Mona de pascua casera con crema de yema y trufa de chocolate

5.0 de 1 voto
Receta de Susanna Brullet Plato: PostresCocina: MediterráneaDificultad: Media
Raciones

10

raciones
Tiempo de preparación

40

minutos
Tiempo de cocinado

55

minutos
Calorías por ración

710

kcal
Tiempo total

1

hora 

35

minutos

Consigue una mona de Pascua casera esponjosa y tierna, rellena de trufa y cubierta con crema de yema. Una deliciosa combinación de sabores que se fusiona a la perfección con la suavidad del bizcocho.

Cook Mode

Mantén la pantalla de tu dispositivo encendida

Ingredientes

  • Para la trufa de chocolate
  • 500 ml de nata para montar (mínimo 35% de materia grasa)

  • 150 gr de chocolate negro para fundir 55% cacao

  • 75 gr de azúcar

  • Para la crema de yema
  • 150 gr de huevo (3 huevos M)

  • 170 gr de azúcar

  • 12 gr de maicena

  • 45 ml de agua

  • Para el bizcocho
  • 3 huevos L

  • 2 vasos de azúcar (el vaso de yogurt como medida)

  • 1 yogurt natural (también puede ser griego natural)

  • 1 vaso de aceite de girasol

  • 1 limón

  • 3 vasos de harina leudante

  • Para el almíbar
  • 150 ml de leche

  • 100 gr de leche condensada

  • Para decorar
  • 100 gr de almendra crocanti

  • Figuras de chocolate al gusto

  • Plumas de colores o polluelos

Paso a paso para hacer la mona de pascua

  • Precalienta el horno a 160ºC. Extiende la almendra sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Una vez el horno esté caliente hornea la almendra unos 5-6 minutos. La almendra ha de quedar ligeramente dorada.
    Almendra crocanti horno
  • Mientras prepara el relleno de trufa para la Mona. En un cazo pon nata para montar y azúcar. Ponlo en el fuego para que se caliente.
    Nata montar y azucar
  • Cuando esté a punto de hervir la nata añade el chocolate negro para fundir. Remueve para que el chocolate se deshaga con el calor.
    Agrega chocolate a la nata
  • Cocina la trufa a fuego lento durante 3 minutos, removiendo para que no se pegue en el fondo del cazo.
    Cocinar mousse
  • Pasados los 3 minutos retira el cazo del fuego y pon la trufa en un bol para que se enfríe. Cubre con papel film procurando que quede pegado a la crema, así evitarás que entre aire y se forme costra por encima. Cuando esté la trufa fría, métela en la nevera hasta el día siguiente.
    Enfriar mousse
  • Para preparar la crema de yema, pon el azúcar junto con la maicena en un bol. Remueve con unas varillas para mezclar.
    Mezcla azucar y maicena
  • Aparte, bate los huevos con el agua.
    Bate huevos y agua
  • Añade los huevos batidos al cazo con la maicena y el azúcar. Remueve con las varillas hasta que no queden grumos.
    Anade huevos y agua batidos
  • Lleva el cazo al fuego y sin dejar de remover, cocina a fuego lento hasta que veas que la crema queda espesa.
    Cocina crema de yema
  • Pasa la crema a un cuenco para que se enfríe, cubre con papel film y cuando esté fría, métela en la nevera hasta el día siguiente.
    Enfriar crema de yema
  • Ahora prepara el bizcocho. Para ello, pon los huevos en un bol junto con el azúcar.
    Huevos y azucar
  • Bate estos ingredientes durante 5 minutos. Así te aseguras de que los huevos cojan aire y quede un bizcocho esponjoso.
    Bate huevos
  • Una vez batidos los huevos durante 5 minutos, deben quedar como ves en la foto. Con ese color y esas burbujitas. Ahora ya puedes añadir el yogur.
    Agrega yogurt
  • Añade también el aceite de girasol.
    Agrega aceite girasol
  • Y la ralladura de la piel de limón. Ralla solo la piel sin llegar a la parte blanca del limón que amargaría el bizcocho. Bate estos ingredientes hasta que queden bien mezclados.
    Ralla piel limon
  • Tamiza la harina leudante.
    Tamiza harina leudante
  • Sin encender la batidora, primero mezcla con las varillas un poco para que la harina no salga volando.
    Mezcla con batidora apagada
  • Ahora ya puedes encender la batidora y mezclar lo justo hasta integrarla. Si bates en exceso, la mezcla perderá el aire que le has dado al principio. Con una lengua de silicona limpia los bordes del bol de posibles restos de harina o grumos e integra con la mezcla.
    Lengua silicona laterales
  • En un molde desmoldable de 18 cm por 10 cm de alto, cubre la base con papel vegetal y vierte la mezcla. Hornea a 180ºC durante 45 minutos. Recuerda que el horno debe estar precalentado y no abrirlo mientras se cocina el bizcocho sino perderá temperatura y no subirá lo suficiente.
    Mezcla bizcocho molde
  • Cuando el bizcocho esté listo, deja enfriar del todo antes de desmoldarlo. Con un cuchillo de sierra largo corta con cuidado y sin prisa la cubierta. No la tires, puedes aprovecharla para desayunar o merendar.
    Corta primera capa bizcocho
  • Con un cuchillo más pequeño haz dos cortes en los laterales del bizcocho, a modo de marcas, que te servirán de guía para cortar recto el bizcocho.
    Cortes laterales bizcocho
  • La Mona de Pascua va a ser de tres pisos, así que procura que los tres cortes queden lo más parecidos posible.
    Bizcocho cortado en tres
  • Prepara el almíbar para humedecer el bizcocho. Simplemente junta la leche con la leche condensada y mezcla con una cuchara.
    Leche con leche merengada
  • Saca la trufa de chocolate de la nevera, ponla en un bol y monta con la batidora. Como está muy fría, enseguida conseguirás que monte.
    Monta mousse
  • Forra de nuevo el molde con papel vegetal, solo la base. De esta manera no ensuciarás tanto la mesa de trabajo cuando montes la Mona. Pon una capa de bizcocho y humedece el bizcocho con el almíbar.
    Primera capa bizcocho humedece
  • Pon encima una capa de trufa de chocolate. Extiéndela bien, procurando que cubra bien los laterales del bizcocho.
    Cubre capa con mousse
  • Pon encima otra capa de bizcocho, humedece con el almíbar, cubre con otra capa de trufa y termina humedeciendo con el almíbar la última capa de bizcocho.
    Humedece mona con almibar
  • Finalmente, extiende una capa de crema de yema por encima, procurando que quede lo más lisa posible.
    Cubre mona con crema
  • Cubre el bizcocho con papel film y mételo en la nevera hasta el día siguiente. Si no dispones de tanto tiempo, al menos deja reposar el bizcocho 6 horas en la nevera.
    Cubre con film mona
  • Al día siguiente saca la Mona de Pascua de la nevera. Desmolda con cuidado y extiende el papel vegetal. Cubre los laterales de la Mona con un poco más de trufa de chocolate.
    Cubre laterales con mousse
  • Después cubre los laterales con la almendra crocanti, cubriendo también un poco los bordes de la Mona. Si la crema de yema no ha quedado muy lisa, pasa un alisador por encima.
    Cubre laterales con almendra
  • Solo te queda decorar la Mona de Pascua casera a tu gusto. Usa figuras de chocolate, plumas o polluelos.
    Decora mona

Vídeo de la receta

Consigue el bizcocho perfecto para tu Mona de Pascua casera

Si buscas un bizcocho esponjoso para preparar la Mona de Pascua casera, opta por hacer un bizcocho de yogur. El clásico bizcocho de toda la vida que nunca falla y queda perfecto en esta receta.

Para conseguir esa esponjosidad y que no quede seco, debes tener en cuenta estos pasos.

  • Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente. Para ello lo ideal es que saques los ingredientes de la nevera 30 minutos antes de hacer la receta. Si se te olvida este paso, otra opción es darles un golpe de calor en el micro o pre calentar ligeramente el horno unos minutos, apagarlo y meter los ingredientes en él.
  • Precalienta el horno siempre a la temperatura adecuada. El bizcocho para la Mona de Pascua casera se tiene que hornear a una temperatura entre 170-180ºC. Cocinarlo a más temperatura provocará que crezca por el centro, que se resquebraje o que se haga por fuera y quede crudo por dentro. 
  • La forma en que se baten los ingredientes es la clave para que quede una Mona de Pascua esponjosa y tierna. Por eso es muy importante batir los huevos con el azúcar durante 5 minutos. Así cogen aire y la masa quedará súper esponjosa.
  •  Y por supuesto leer bien la receta y seguir los pasos tal como se indican. Puede parecer obvio, pero a menudo se comenten errores por esta razón. Se cambia la cantidad de un ingrediente pensando que no pasará nada, por ejemplo. Así que recuerda: Cualquier cambio que se realice en la receta afectará al resultado y no quedará igual. 

Ideas de relleno

La Mona de Pascua se puede rellenar con distintos sabores y aquí te traigo varias propuestas. 

  • También puedes usar mermelada como relleno. De melocotón, fresa o albaricoque. El sabor que más te guste.
  • La crema pastelera también es una opción deliciosa para la Mona de Pascua. En mi receta de tarta de frutas tienes el paso a paso de cómo preparar la crema pastelera en casa de manera muy sencilla.
  • Los más golosos pueden optar por rellenar la Mona de Pascua con chocolate blanco, Nutella, crema Lotus o crema de kínder bueno. Rellenos más modernos y que quedan también deliciosos.

Consejos cuando prepares la Mona de Pascua casera

Preparar una Mona de Pascua casera requiere de tiempo y paciencia. Las prisas no son buenas si quieres un buen resultado en este postre.

Por eso te recomiendo que prepares la Mona con dos días de antelación. En el paso a paso ya indico los tiempos de reposo que requieren algunos ingredientes.

Pero estos tiempos de reposo son necesarios para que la trufa de chocolate enfríe bien y se monte fácilmente. También para que la crema de yema enfríe bien. En este caso la crema de yema no requiere reposo pero puedes dejarla preparada con tiempo y guardarla en la nevera.

En cuanto al bizcocho tiene que estar bien frío para poder cortarlo. Así que lo más práctico es preparar la trufa de chocolate, la crema de yema y el bizcocho el mismo día. Dejar reposar en la nevera todo un día y al día siguiente montar la Mona de Pascua.

Para guardar el bizcocho de un día para otro cúbrelo con papel film así mantendrá su humedad y no se secará.

Si pones en práctica estos consejos conseguirás una Mona de Pascua casera deliciosa y jugosa. Yo hice tres Monas de Pascua y las tres volaron. Fueron todo un éxito. Así que anímate a prepararla porque te va a encantar. Incluso puedes prepararla como tarta de cumpleaños.

¡Buen provecho, familia!

Si te ha gustado, comparte

Autor
Susanna Brullet
Como hija de cocinero, desde niña disfruto entre ollas y sartenes, experimentando mientras cocino. Escribo recetas y artículos de cocina en mi blog. Y siempre trato de transmitir que cocinar puede ser fácil y divertido.

Deja un comentario

Responsable del fichero: Susana Brullet Soler. Finalidad de la recogida de datos personales: Moderación de los comentarios en el blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (ver su política de privacidad), ubicado dentro den la UE. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@recetasconsazon.com.