RECETAS CON SAZÓN

Masa de pizza que no necesite fermentar, ¿es eso posible?

Foto del autor

Susanna Brullet

masa de pizza

Os gusta la pizza casera, pero no tener que hacer la masa de pizza, ¿verdad? En casa nos encanta la pizza y si es casera mucho más. No hay color con las que venden ya hechas, que sin duda te quitan de un capricho y te apañan una cena improvisada, pero no es lo mismo.

Cuando hago pizza, ya que me pongo, me gusta hacer también la masa.

Y me gusta salirme de los sabores clásicos como 4 quesos, carbonara, o jamón y queso. Prefiero combinar otro tipo de ingredientes y crear sabores distintos o al menos diferentes a lo que normalmente se encuentra en el supermercado como esta pizza de gorgonzola con jamón serrano que está increíble de buena.

La forma tradicional de hacer una buena masa de pizza requiere su tiempo ya que hay que amasarla bien para que quede una masa fina y elástica, dejarla fermentar para que eleve bien y utilizar harina de fuerza que es la ideal cuando hacemos masas fermentadas. 

Realmente hacer masa de pizza si seguimos todos esos pasos es fácil de hacer pero, como os decía, requiere de tiempo y no siempre disponemos de él.

Pero eso no quiere decir que nos tengamos que quedar con las ganas de comer pizza si no tenemos tiempo. Por eso os traigo la opción de preparar una masa de pizza de forma casera, sin apenas amasar y sin fermentar que os va a dejar con la boca abierta de lo buena que queda. Cómo algo tan simple puede quedar tan bueno.

Cómo hacer una masa de pizza que no necesita fermentar

Es tan sencillo como coger un bol grande y añadir 1 vaso de harina común de todo uso. Al no tener que fermentar la masa, la harina común es perfecta para esta masa de pizza casera.

Agregamos a la harina 1/2 vaso de agua, 1/2 cucharadita de levadura química, 1 pizca de sal y 1 cucharada de aceite de oliva. Lo removemos bien con las manos, ponemos un poco de harina en la mesa de trabajo y sacamos la masa para amasarla un poco. Iremos agregando un poco de harina si fuese necesario y seguimos amasando hasta que veamos que la masa no se pega a la mesa y queda con una textura fina y flexible. Este paso no os va a llevar más de 5 minutos.

Y cuando tengamos lista la masa de pizza casera con la ayuda de un rodillo le damos la forma que queramos, si la hacéis con forma redonda os saldrán 2 pizzas de tamaño mediano, si como yo os gusta hacerla grande la extendemos en forma rectangular como la bandeja del horno y ya podemos agregarle lo que queramos.

masa de pizza

El resultado al hacerla así es sorprendente, quedando una masa fina y crujiente y con ese toque de aceite de oliva que le da suavidad a la masa.

Probadla y ya veréis como repetís. ¡Buen provecho, familia!

Si te ha gustado, comparte

Autor
Susanna Brullet
Como hija de cocinero, desde niña disfruto entre ollas y sartenes, experimentando mientras cocino. Escribo recetas y artículos de cocina en mi blog. Y siempre trato de transmitir que cocinar puede ser fácil y divertido.

Deja un comentario

Responsable del fichero: Susana Brullet Soler. Finalidad de la recogida de datos personales: Moderación de los comentarios en el blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (ver su política de privacidad), ubicado dentro den la UE. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@recetasconsazon.com.