RECETAS CON SAZÓN

Croquetas de jamón, tradición que conquista en cada bocado

Foto del autor

Susanna Brullet

Croquetas de jamón

Las tapas son pequeñas delicias que provocan grandes alegrías. Entre estas joyas gastronómicas, las croquetas de jamón se alzan como reinas de la mesa. Un bocado irresistible que encierra la esencia de la cocina española.

Ir de tapas es una tradición en la cultura española. Sentarse en una terraza a disfrutar de la variedad de tapas propicia conversaciones animadas y el compartir experiencias. 

Con su exterior crujiente y su interior suave y cremoso, las croquetas de jamón gustan a todos y son un éxito asegurado.

¿Quién inventó este delicioso manjar?

Quizás creías que las croquetas tienen origen español y no. Su origen es francés. Hay una creencia extendida de que fueron inventadas en el siglo XIX por el chef Antonin Câreme. Sin embargo, la receta aparecía en el año 1691 en el recetario Le Cuisinier Royal et Bourgeois, de François Massialot, el cocinero del duque de Orleans.

En aquel entonces, las croquetas ya eran una receta de aprovechamiento. Se aprovechaban las carnes de los guisos y estofados y se servían de forma más apetecible.

Las croquetas, por aquel entonces, se hacían con puré de patata. No fue hasta el siglo XVIII que se tiene constancia de la salsa bechamel. 

Esta versión con bechamel parece que triunfó, sustituyendo de forma progresiva a las croquetas “antiguas”.

En España las croquetas probablemente llegaron sobre el año 1808, cuando se adoptaron muchas costumbres francesas, entre ellas las gastronómicas.

Con el paso de los años esta receta ha ido evolucionando y mejorando. Hoy en día la variedad de gustos ha creado versiones muy distintas de recetas. Desde las clásicas croquetas de jamón, de carne o de pollo hasta croquetas de carrilleras de cerdo, de chistorra y huevo o de trufa.

Consigue unas croquetas de jamón perfectas

Hacer croquetas de jamón de forma casera es más sencillo de lo que puedes imaginar, pero tiene cierta técnica. Si además tienes en cuenta los siguientes consejos, conseguirás unas croquetas de jamón jugosas perfectas.

Algo muy importante para conseguir unas buenas croquetas de jamón, es que se la masa esté en su punto. Ni demasiado líquida ni demasiado espesa. 

¿Cómo se consigue? Pon siempre la misma cantidad de mantequilla que de harina. Tan simple como eso.

La cantidad de relleno va sobre gustos, igual que incluir cebolla a la bechamel. Pero para que tengas una idea, por cada litro de leche aproximadamente son 150 gramos de “chicha”. Se puede poner más, eso va al gusto de cada uno.

Y en cuanto a la cebolla, normalmente se utiliza más en croquetas que tienen un relleno más insípido como la carne de pollo.

Cuando le des forma a las croquetas, intenta que todas tengan más o menos el mismo tamaño. 

El rebozado de la croqueta de jamón es también muy importante. Para que éste quede crujiente, es necesario que lleve 3 capas, harina, huevo y pan rallado. En este orden. Para un rebozado extra crujiente utiliza panko en vez de pan rallado.

Y el huevo procura batirlo bien, que no queden grumos de clara.

Para freír las croquetas de manera perfecta, la temperatura del aceite ha de estar entre 175-180º. Si no dispones de termómetro de cocina, un truquillo es poner un palillo o un corcho limpio en el aceite y cuando veas un burbujeo constante alrededor es que el aceite está en su punto.

Y para mantener la temperatura del aceite constante, fríe pocas croquetas a la vez. Así evitas que el aceite se enfríe y se puedan romper las croquetas.

Si sigues estos consejos verás cómo a partir de ahora te quedan unas croquetas de jamón jugosas y perfectas.

Cómo hacer croquetas de jamón

Empieza preparando todos los ingredientes y así tenerlos a mano. Para elaborar las croquetas de jamón yo he usado jamón ibérico. Puedes usar el que más te guste o el que tengas a mano.

Corta el jamón ibérico más pequeño o más grande, en función de como te guste.

Pon una sartén grande al fuego y cuando esté caliente añade la mantequilla cortada en dados.

Cuando la mantequilla se haya derretido añade la harina y cocina durante 2 minutos a fuego medio sin dejar de remover para evitar que se pueda pegar.

Echa la leche poco a poco y sigue removiendo. Al principio verás que la masa queda muy espesa pero a medida que vayas agregando toda la leche quedará la textura deseada. Cocina la bechamel a fuego medio hasta que veas que la masa se desprende de las paredes de la sartén.

Añade la sal, la pimienta negra y la nuez moscada. 

Incorpora el jamón ibérico y remueve para que quede bien mezclado. Deja cocinar 1 minuto y apaga el fuego.

Pon la masa en una bandeja y cubre con papel film. Procura que el papel quede pegado a la masa, para evitar que entre aire y se cree una capa de costra.

Deja enfriar a temperatura ambiente y cuando esté fría, lleva a la nevera al menos 3 horas. Si es de un día para otro mucho mejor.

Pasado ese tiempo, saca la masa de la nevera y dale forma a las croquetas. Puedes ayudarte de una cuchara o darle forma directamente con las manos limpias. Procura que todas tengan el mismo tamaño aproximadamente.

Pasa la croqueta de jamón primero por harina, sacude un poco los excesos de harina. Pásala por huevo y por último por pan rallado.

Cuando tengas todas las croquetas de jamón rebozadas, mételas en la nevera para que el pan rallado se enfríe y se endurezca un poco.

Calienta abundante aceite en una sartén y cuando esté caliente fríe las croquetas en tandas de pocas a la vez.

Ponlas en papel absorbente y deja atemperar un poco antes de comerlas para no quemarte.

Receta de croquetas de jamón

5.0 de 1 voto
Receta de Susanna Brullet Plato: EntrantesCocina: EspañolaDificultad: Fácil
Raciones

8

raciones
Tiempo de preparación

10

minutos
Tiempo de cocinado

20

minutos
Calorías

265

kcal
Tiempo total

30

minutos

Las croquetas de jamón son una de las tapas más tradicionales y siempre gustan. Consigue unas croquetas súper jugosas siguiendo los pasos de esta receta.

Cook Mode

Mantén la pantalla de tu dispositivo encendida

Ingredientes

  • 1 litro de leche semidesnatada sin lactosa (puede ser entera)

  • 130 gramos de mantequilla

  • 130 gramos de harina de trigo

  • 170 gramos de jamón ibérico

  • 1 cucharadita de sal

  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida

  • 1/4 cucharadita de nuez moscada

  • Para rebozar
  • 3 huevos L

  • 100 gramos de harina

  • 150 gramos de pan rallado

Instrucciones

  • Derrite la mantequilla en una sartén grande.
    Mantequilla sarten
  • Añade la harina.
    Echa harina
  • Cocina la harina a fuego medio 2 minutos sin dejar de remover.
    Cocina harina
  • Añade la leche poco a poco removiendo para evitar grumos.
    Leche para bechamel
  • Cuando veas que la masa se desprende de los lados quiere decir que la bechamel está en su punto. Agrega la sal, la nuez moscada y la pimienta. Mezcla bien.
    Especias bechamel
  • Añade el jamón ibérico, mezcla y cocina 1 minuto.
    Jamon a la bechamel
  • Pon la masa en una bandeja y cubre con papel film. Deja enfriar a temperatura ambiente y luego lleva a la nevera 3 horas. Mejor si es de un día para otro.
    Masa en bandeja
  • Una vez fría la masa, dale formas a las croquetas.
    Da forma croquetas
  • Reboza por harina, por huevo y por último por pan rallado.
    Rebozar croquetas
  • Calienta abundante aceite en una sartén y fríe las croquetas pocas a la vez.
    Freir croquetas

Notas

  • Esta receta es apta para intolerantes a la lactosa ya que la leche es sin lactosa. Puedes usar leche entera perfectamente.
  • Las cantidades de harina y de mantequilla siempre son las mismas por cada litro de leche. Con estas cantidades te saldrán aproximadamente unas 40 croquetas.

Las croquetas de jamón son un aperitivo perfecto para cualquier momento. Puedes prepararlas de antemano y congelarlas rebozadas. 

Una idea perfecta de picoteo para las comidas de Navidad con la que vas a triunfar.

Acompaña estas deliciosas croquetas de jamón de una crema de calabacín exquisita y saludable.

¡Buen provecho, familia!

Si te ha gustado, comparte

Autor
Susanna Brullet
Como hija de cocinero, desde niña disfruto entre ollas y sartenes, experimentando mientras cocino. Escribo recetas y artículos de cocina en mi blog. Y siempre trato de transmitir que cocinar puede ser fácil y divertido.
Déjame tu comentario

Deja un comentario

Responsable del fichero: Susana Brullet Soler. Finalidad de la recogida de datos personales: Moderación de los comentarios en el blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (ver su política de privacidad), ubicado dentro den la UE. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@recetasconsazon.com.