RECETAS CON SAZÓN

Crema de calabacín, un placer para tu paladar

Foto del autor

Susanna Brullet

Crema de calabacín

La receta de hoy es un clásico entre los platos de verdura. La crema de calabacín es una de esas recetas que te sacan de un apuro cuando no sabes que cocinar o apenas dispones de tiempo. Un plato tan sencillo de preparar como delicioso. Con un toque de sabor distinto a la clásica crema de calabacín.

Existen diferentes formas de preparar la crema de calabacín. La más tradicional suele hacerse con patata y cebolla o puerro. Hay quien en vez de agua prefiere enriquecer la crema de calabacín con caldo de verduras o caldo de pollo.

Se suelen poner las verduras a hervir y luego se trituran haciendo un puré de calabacín. Pero si quieres darle un toque de sabor extra prueba a rehogar las verduras con una pizca de aceite de oliva antes de cocerlas. Verás que diferencia de sabor.

También se pueden añadir otras verduras, al gusto de cada uno. Y es que, hoy en día, se hacen cremas con cualquier tipo de verduras.

Como ejemplo tienes la crema de guisantes y la crema de zanahoria y naranja a la gorgonzola. Si aún no has probado estas recetas aún estás a tiempo. Y como idea de entrante para Navidad son ideales

Crema de calabacín, nutrición y sabor en cada bocado

Vamos a conocer algunos de los beneficios que nos aportan los ingredientes de la crema de calabacín.

El calabacín es una verdura cuya principal composición es el agua. Esto hace que tenga muy pocas calorías y muy poca grasa, siendo idóneo para cualquier clase de dieta.

Debido a su alto contenido en fibra, el calabacín tiene efecto saciante y ayuda en la absorción de grasas y azúcares. Por lo que la crema de calabacín es una opción ideal para aquellas personas que quieren bajar de peso.

El nivel de potasio que contiene el calabacín ayuda a eliminar los líquidos retenidos en nuestro organismo.

En cuanto al puerro, es una verdura que el 90% de su contenido es agua. Es una elección idónea para aquellas personas que quieren adelgazar, debido a su bajo aporte calórico y de grasas.

Su aporte de fibra ayuda a mejorar el tránsito intestinal. Además en el puerro se encuentran compuestos sulfurados con propiedades antibacterianas.

Así que, comer la crema de calabacín es una manera de cuidarnos de forma saludable y tener una dieta equilibrada. Aportando a nuestro organismo nutrientes necesarios mientras disfrutamos de una comida sana.

Receta de puré de calabacín

Para darle más sabor a las verduras de la crema de calabacín, las he cocinado en el horno. He de decirte que nunca había preparado la crema de calabacín de esta manera y ha sido un acierto. Las verduras cocinadas en el horno cogen como un sabor tostado que luego, cuando las trituras, aportan un sabor extraordinario a la crema de calabacín. Y seguro que a partir de ahora cuando hagas cremas de verduras las harás así. 

Para preparar la crema de calabacín enciende el horno a 180º y que se vaya calentando. Forra la bandeja del horno con papel vegetal y prepara las verduras.

Lava bien el calabacín y córtalo en trozos grandes. No le quites la piel.

Pela el puerro, quítale los restos de tierra que pueda tener y córtalo por la mitad a lo largo.

Coge una cabeza de ajos y corta un trozo para poder sacar los ajos con facilidad luego.

Pon las verduras en la bandeja del horno. Añade sal, pimienta negra molida y aceite de oliva por encima.

Cuando el horno esté caliente, introduce la bandeja y hornea las verduras 20 minutos o hasta que veas que están tiernas. Cada horno necesita un tiempo distinto por lo que es mejor que vayas echando un vistazo a las verduras para que no se tuesten demasiado.

Cuando veas que faltan 5 minutos, pon una olla al fuego con el caldo y deja que se vaya calentando.

Retira las verduras del horno y cuando veas que el caldo está caliente añade a la olla. Termina de cubrir las verduras con un poco de agua.

Agrega los quesitos y deja cocinar 2 o 3 minutos hasta que estos se deshagan.

Tritura la crema de calabacín y decora con unos granos de granada y unas tiras de queso parmesano.

Receta de crema de calabacín

5.0 de 1 voto
Receta de Susanna Brullet Plato: VerdurasCocina: EspañolaDificultad: Fácil
Raciones

4

servings
Tiempo de preparación

10

minutos
Tiempo de cocinado

20

minutos
Calorías por ración

187

kcal
Tiempo total

30

minutos

Dale un sabor distinto a la crema de calabacín cocinando las verduras en el horno y disfruta de un ligero sabor tostado en tus cremas.

Cook Mode

Mantén la pantalla de tu dispositivo encendida

Ingredientes

  • 300 mililitros de caldo de verduras

  • 300 mililitros de agua

  • 2 calabacines grandes

  • 2 puerros grandes

  • 6 quesitos (yo los he puesto sin lactosa)

  • 1 cabeza de ajos

  • 3 cucharadas de aceite de oliva

  • 1 cucharadita de sal

  • 1/2 cucharadita de pimienta negra

Instrucciones

  • Lava los calabacines y corta en trozos sin quitarles la piel.
    Cortar calabacin
  • Pela el puerro, quítale los restos de tierra y córtalo por la mitad.
    Puerro por la mitad
  • Corta un trozo de la cabeza de ajos.
    Cabeza de ajos
  • Pon las verduras en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Añade sal, pimienta negra y aceite de oliva por encima. Hornea 20 minutos a 180º.
    Sal y pimienta y aceite
  • Cuando falten 5 minutos, pon una olla al fuego con el caldo para que se vaya calentando.
    Calentar caldo
  • Cuando las verduras estén, añádelas a la olla con cuidado de no quemarte.
    Echa las verduras
  • Cubre las verduras con agua caliente.
    Cubre con agua
  • Incorpora los quesitos y cocina 2 o 3 minutos hasta que veas que se deshacen.
    Anade quesitos
  • Tritura bien hasta que veas que queda un puré y decora a tu gusto.
    Triturar

Notas

  • Aunque veas que la receta lleva queso, los quesitos que he usado son sin lactosa tal como indico en los ingredientes. Por lo que esta receta pueden tomarla intolerantes a la lactosa.
  • Si no tomas queso puedes optar por algún tipo de leche vegetal para enriquecer la crema.
  • El queso parmesano al ser decorativo es opcional. Si eres intolerante a la lactosa o no comes queso opta por otro ingrediente que te guste más y decora la crema a tu gusto.

Organizar las comidas y cenas de la semana es mucho más fácil con recetas como la crema de calabacín. Puedes prepararla de antemano e incluso congelarla. Dependiendo de las personas que seáis en casa, es más práctico guardarla en raciones individuales. 

Si buscas opciones de carne para acompañar la crema de calabacín, prueba el ragú de ternera o el pollo a la mostaza. Te encantarán.

¡Buen provecho, familia!

Si te ha gustado, comparte

Autor
Susanna Brullet
Como hija de cocinero, desde niña disfruto entre ollas y sartenes, experimentando mientras cocino. Escribo recetas y artículos de cocina en mi blog. Y siempre trato de transmitir que cocinar puede ser fácil y divertido.
Déjame tu comentario

Deja un comentario

Responsable del fichero: Susana Brullet Soler. Finalidad de la recogida de datos personales: Moderación de los comentarios en el blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (ver su política de privacidad), ubicado dentro den la UE. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@recetasconsazon.com.