RECETAS CON SAZÓN

Cocinar huevos duros como un profesional: consejos y trucos

Foto del autor

Susanna Brullet

huevos duros

¿Alguna vez te has preguntado cómo lograr el equilibrio perfecto entre una yema suave y una clara firme en los huevos duros? ¡No te preocupes! Cocinar huevos duros es más fácil de lo que parece. Te voy a explicar los pasos básicos para que puedas prepararlos sin problemas

Ingredientes necesarios

  • Huevos: Puedes cocinar tantos como quieras, pero asegúrate de que estén frescos para obtener los mejores resultados.
  • Agua: Necesitarás suficiente agua para cubrir los huevos completamente en una cacerola.
  • Una cacerola: Elige una cacerola lo suficientemente grande como para depositar los huevos en una sola capa.
  • Temporizador o reloj: Esto te ayudará a controlar el tiempo de cocción de forma precisa.

Paso 1: Preparación de los huevos

Selección de los huevos: Escoge los huevos más frescos que tengas. Los huevos frescos dan mejores resultados, pero ten en cuenta que los huevos más antiguos son más fáciles de pelar después de cocinar. Así que si sabes que te costará pelarlo, a lo mejor prefieres usar huevos más viejos.

Temperatura ambiente: Si los huevos están en el refrigerador, sácalos unos minutos antes de cocinarlos para que estén a temperatura ambiente. Esto ayuda a prevenir que se agrieten al sumergirlos en agua caliente.

Paso 2: Cocción de los huevos

Coloca los huevos en la cacerola: Coloca los huevos con cuidado en una cacerola. Asegúrate de que estén en una sola capa y no se superpongan.

Añade agua: Llena la cacerola con suficiente agua fría para cubrir los huevos por completo, al menos un par de centímetros por encima de ellos.

Calienta hasta que hierva: Enciende la cocina a fuego medio-alto y espera hasta que empiece a hervir. Puedes tapar la cacerola para que hierva más rápido.

Cocción de huevos duros
Cocción de huevos duros

Paso 3: Tiempo de cocción

Baja el fuego: Una vez que el agua esté hirviendo, baja el fuego a bajo o medio-bajo para mantener un hervor suave. Esto evita que los huevos se agrieten.

Cocina durante el tiempo adecuado: Cocina los huevos a fuego lento durante 9-12 minutos para conseguir yemas más o menos cocidas. Si prefieres las yemas más suaves, opta por menos tiempo; si las prefieres bien cocidas, opta por mayor tiempo. Ten en cuenta que el tiempo de cocción es la clave para lograr los huevos duros a tu gusto. Te dejo una imagen para que te hagas una idea.

Tiempo de cocción de huevos duros
Resultado de la cocción de huevos duros según el tiempo de cocción

Paso 4: Enfriamiento y pelado

Enfriamiento rápido: Después de la cocción, retira los huevos del agua caliente y colócalo inmediatamente en un recipiente con agua fría y hielo unos 5 minutos. Esto parará la cocción y hará más fácil pelar los huevos.

Pelado: Una vez enfriados, golpea suavemente los huevos en una superficie plana para romper la cáscara y luego pélalos bajo un chorro de agua corriente. ¡Y Listo! Tus huevos duros están listos para comer o usar en tus recetas favoritas.

Trucos para pelar huevos duros fácilmente

Uno de los desafíos más comunes al cocinar huevos duros es pelarlos sin que la clara se rompa o se adhiera a la cáscara. Por suerte, existen varios trucos que facilitan este proceso. A continuación, te daré algunos consejos para pelar huevos fácilmente:

Enfriamiento rápido

Después de cocinar los huevos, sumérgelos enseguida en un recipiente con agua fría y hielo durante 5 minutos. Este choque de temperaturas ayuda a que la clara se contraiga ligeramente, separándola de la cáscara y facilitando el pelado.

Golpear suavemente

Una vez que los huevos estén fríos, colócalos sobre una superficie plana y sólida, como una encimera. Golpea la parte de abajo del huevo (donde se encuentra el lado más ancho) con cuidado, creando pequeñas grietas en la cáscara.

Haz rodar el huevo sobre la mesa

Otro truco efectivo es rodar suavemente el huevo cocido sobre la mesa con la palma de tu mano. Esto ayudará a romper la cáscara sin dañar la clara interior.

Pelar bajo agua corriente

Bajo un chorro de agua corriente, comienza a pelar el huevo. El agua infiltrará las grietas de la cáscara, lo que facilitará mucho pelarlo y ayudará a eliminar pequeños trozos de cáscara que puedan quedar pegados.

Pela desde el extremo ancho

Empieza a pelar los huevos desde el lado más ancho, donde generalmente hay un espacio de aire entre la clara y la cáscara. Esto hace que la cáscara se quite más fácilmente.

Usa una cuchara

Si tienes dificultades para pelar un huevo, puedes usar una cuchara. Rompe suavemente la cáscara alrededor del huevo con la parte redondeada de una cuchara y luego desliza la cuchara entre la clara y la cáscara para liberarla.

Huevos frescos vs huevos viejos

Hay que tener en cuenta que los huevos más viejos suelen ser más fáciles de pelar que los huevos frescos. Si te cuesta pelar los huevos, puedes utilizar huevos que tengan al menos una semana en la nevera para pelarlos mejor. Yo prefiero usar huevos frescos aunque cueste más pelarlos, creo que los huevos frescos quedan más ricos.

Estos trucos te ayudarán a pelar huevos fácilmente y a disfrutar los huevos duros. Experimenta con estos consejos y encuentra el método que mejor te funcione

Cómo evitar que se rompan los huevos al cocerlos

Cocer huevos duros es una práctica culinaria bastante básica que todos deberíamos dominar, pero a veces personas que no están acostumbradas a cocinar se encuentran con el problema de que los huevos se rompen al cocerlos. Aquí te voy a dar algunos trucos y consejos para evitar que los huevos se rompan y consigas que los huevos cocidos te salgan con una cáscara intacta, listos para ser disfrutados en su plenitud.

Usa huevos frescos: Los huevos frescos tienen una cáscara más resistente y menos porosa, lo que hace que sea más difícil y menos probable que se rompan durante la cocción. Además, al ser frescos, se evita que los huevos floten y puedan romperse con vaivén de la cocción.

Saca los huevos del frigorífico un rato antes: Si los huevos están fríos y los sumerges directamente en agua caliente, la diferencia de temperatura puede hacer que la cáscara se rompa. Así que deja que los huevos alcancen la temperatura ambiente sacándolos de la nevera media hora antes de cocinarlos.

Pon abundante agua en la cazuela: Asegúrate de que la cazuela en la que vayas a cocer los huevos tenga suficiente agua como para cubrir completamente los huevos. De esta forma conseguirás que los huevos tengan una temperatura homogénea y que no haya partes más frías que podrían hacer que la cáscara se rompa.

Añade sal y un chorro de vinagre al agua: Al añadir una pizca de sal y un chorrito de vinagre al agua se fortalece la cáscara del huevo y esto hace que sea menos probable que se rompa.

Hierve los huevos suavemente: Evita hervir los huevos a fuego alto, ya que esto puede hacer que la cáscara se agriete. En su lugar, coloca los huevos en una cacerola, cúbrelos con agua fría o templada y luego calienta el agua gradualmente hasta que hierva a fuego medio. Una vez que hierva, cocina a fuego lento durante el tiempo necesario.

Tipo de huevos duros

Huevo duro: Para hacer un huevo duro, se coloca un huevo en agua hirviendo durante aproximadamente 10-12 minutos. Este tiempo garantiza que tanto la clara como la yema estén completamente cocidas y firmes. Los huevos duros son ideales para hacer ensaladas de huevo, sándwiches o simplemente como un bocadillo saludable.

Huevo semiduro: Al hervir un huevo durante unos 7-9 minutos, obtendrás un huevo semiduro. En este punto, la clara estará completamente cocida, pero la yema aún conservará su parte central líquida. Los huevos semiduros son perfectos para desayunos y ensaladas donde deseas la textura suave de la yema.

Huevo pasado por agua: Este tipo de huevo se cocina por un corto período, alrededor de 4-6 minutos. La clara estará cocida, pero la yema permanecerá líquida. Los huevos pasados por agua son ideales para sumergir trozos de pan o tostadas, ya que la yema líquida se mezcla deliciosamente con el pan.

tabla huevos duros servilleta perejil
Huevos duros pasados por agua

Huevo pochado: Para hacer un huevo pochado, se sumerge un huevo en agua caliente con un toque de vinagre, lo que ayuda a que la clara se mantenga unida. La yema se mantiene líquida mientras la clara adquiere una textura suave y tierna. Los huevos pochados son populares en platos como los huevos Benedictinos, donde se sirven sobre una tostada con salsa holandesa.

Huevo escalfado: Similar al huevo pochado, pero generalmente se utiliza un molde especial para mantener la forma redonda durante la cocción. Esto resulta en un huevo con una presentación más uniforme y atractiva.

tabla huevos duros servilleta perejil

Huevo a baja temperatura: Los huevos a baja temperatura se cocinan a una temperatura constante y baja durante un largo período, a menudo mediante la técnica sous-vide. Esto produce una textura uniforme y suave tanto en la yema como en la clara. Es común en la cocina gourmet y se utiliza en platos como huevos benedictinos de alta calidad.

Huevo mollet: Este tipo de huevo se hierve durante unos 6-7 minutos y luego se enfría rápidamente en agua fría para detener la cocción. La clara queda firme pero tierna, mientras que la yema permanece suave y ligeramente líquida en el centro. Los huevos mollet son una elección popular para acompañar ensaladas o como aperitivo.

tabla huevos duros servilleta perejil

Huevo coddled: La cocción en huevo coddled implica cocinar el huevo en un recipiente hermético, a menudo en un baño María, para obtener una textura similar a la del huevo pochado. Este método es menos común pero produce huevos deliciosos y delicadamente cocidos.

Almacenamiento y vida útil de los huevos duros

Una vez que hayas cocinado tus huevos duros, es importante saber cómo almacenarlos correctamente para mantener su frescura y calidad. Aquí te explico todo lo que necesitas saber

Almacenamiento inmediato

Después de cocinar los huevos duros y pelarlos, asegúrate de que estén completamente fríos antes de guardarlos. Si los huevos aún están calientes, su temperatura puede crear condensación en el recipiente de almacenamiento, lo que puede afectar su frescura.

Refrigeración

La regla de oro para conservar los huevos duros es mantenerlos en la nevera. Coloca los huevos pelados en un recipiente hermético o en una bolsa con cierre hermético. Esto ayudará a prevenir la absorción de olores no deseados de otros alimentos y mantendrá los huevos frescos por más tiempo.

Vida útil

Los huevos duros, cuando se almacenan adecuadamente en la nevera, pueden mantenerse frescos durante aproximadamente una semana. Sin embargo, ten en cuenta que la frescura puede variar según la calidad de los huevos y el tiempo que hayan estado almacenados antes de cocinarlos. Revisa siempre la fecha de caducidad de los huevos antes de cocinarlos para tener una referencia.

Etiquetado

Para un mejor control de la frescura, te recomiendo etiquetar el recipiente con la fecha en que has cocinado los huevos duros. Así sabrás cuánto tiempo han estado en la nevera y podréis consumirlos dentro de su período óptimo de frescura.

Antes de consumir un huevo duro almacenado, acuérdate siempre de inspeccionarlo visualmente. Si notas cualquier cambio en el color, textura o aroma del huevo, es mejor desecharlo.

Huevos duros y salud

Ahora que has aprendido a cocinar y pelar huevos duros de manera perfecta, es importante conocer cómo este alimento puede afectar tu salud. Los huevos duros son una fuente de nutrientes valiosa y pueden ser parte de una dieta equilibrada.

Valor nutricional:

Los huevos duros son una excelente fuente de proteínas de alta calidad. Consumir proteínas es esencial para mantener y reparar tejidos de tu cuerpo, así como para una función muscular y ósea saludable.

Contenido de grasa:

Los huevos duros contienen grasa, pero la mayor parte se encuentra en la yema. Sin embargo, esta grasa es principalmente grasa insaturada, que es beneficiosa para tu salud cardiovascular. Además, los huevos son una fuente de ácidos grasos omega-3, que son conocidos por sus propiedades antiinflamatorias.

Colesterol

Una preocupación común relacionada con los huevos es su contenido de colesterol. Aunque la yema de huevo es rica en colesterol, varios estudios han demostrado que el colesterol en los alimentos tiene un impacto menor en los niveles de colesterol en sangre de lo que se pensaba anteriormente. Si tienes preocupaciones sobre el colesterol, puedes optar por consumir principalmente las claras de huevo, que son bajas en colesterol.

Vitaminas y minerales

Los huevos duros son una fuente rica de vitaminas y minerales, incluyendo la vitamina D, la vitamina B12, el hierro y el zinc. Estos nutrientes son esenciales para el funcionamiento adecuado de tu sistema inmunológico, la producción de energía y la salud de tus huesos.

Control de porciones

Aunque los huevos duros son nutritivos, es importante consumirlos con moderación como parte de una dieta equilibrada. Incorporarlos en ensaladas, sándwiches o como aperitivo es una excelente manera de disfrutarlos sin exagerar en el consumo.

Recetas populares con huevos duros

Ahora que has aprendido a cocinar y pelar huevos duros de manera experta, es hora de poner en práctica tus habilidades en la cocina y disfrutar de algunas recetas populares que incluyen este ingrediente. Aquí te dejo algunas ideas:

Huevos rellenos gratinados:

Los huevos rellenos gratinados son ideales para aperitivos o entrantes y un acompañamiento perfecto para platos de carne o de pescado.

Sándwich de huevo y aguacate:

Crea un sándwich saludable y delicioso con huevos duros y aguacate. Tritura los huevos duros y mézclalos con aguacate maduro, cilantro picado, limón y sal. Extiende esta mezcla sobre pan integral y añade hojas de lechuga para un toque fresco.

Ensalada Cobb:

La ensalada Cobb es una opción abundante y deliciosa. Coloca una base de lechuga y añade tiras de pollo cocido, aguacate, tomate, tocino crujiente, queso azul desmenuzado y, por supuesto, huevos duros picados. Añade tu aderezo favorito.

Si te ha gustado, comparte

Autor
Susanna Brullet
Como hija de cocinero, desde niña disfruto entre ollas y sartenes, experimentando mientras cocino. Escribo recetas y artículos de cocina en mi blog. Y siempre trato de transmitir que cocinar puede ser fácil y divertido.
Déjame tu comentario

Deja un comentario

Responsable del fichero: Susana Brullet Soler. Finalidad de la recogida de datos personales: Moderación de los comentarios en el blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: Los datos que facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks (ver su política de privacidad), ubicado dentro den la UE. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a hola@recetasconsazon.com.